Ciudades post pandemia: retos y desafíos para los territorios inteligentes del futuro

 

La incógnita que apremia a diferentes urbanistas y gobernantes hoy en día, está centrada en cómo cambiarán nuestras ciudades a partir de la pandemia. La teoría implementada a nivel mundial estaba basada en la densificación de las urbes, perspectiva que a hoy está siendo cuestionada en tiempos de distanciamiento social. La movilidad sostenible, la calidad del aire, seguridad, la prestación de servicios digitales, la telemedicina y la acelerada evolución que está viviendo el mundo, han puesto a la tecnología como pilar fundamental para el proceso de transformación digital  que va vivir nuestra sociedad en los próximos años.

Retos y desafíos en salud 

Comprometidos con los extraordinarias exigencias que deben afrontar las ciudades y contribuyendo a reducir la brecha digital;  SKG Tecnología, se a enfocado en el desarrollo de soluciones inteligentes  para el control, supervisión, prevención y operación  de la pandemia y sus efectos. Por ello, hemos desarrollado diversos productos como Smart Helios Salud, plataforma de operación en tiempo real que utiliza herramientas de IA y Big data para el control y seguimiento de los casos y apoyada en  un app móvil  que integra: registro de los ciudadanos, reporte de síntomas, vigilancia en el cumplimiento del aislamiento, conexión entre recurso de hospitales, ambulancias y en general del sistema de salud logrando así un manejo eficiente e integral de estos; adicional contiene un módulo de entrega de ayudas a personas vulnerables de una manera controlada y transparente ayudando a las ciudades o territorios  a concentrar e integrar en una sola herramienta todas las actividades y respuestas a la crisis en temas sanitarios, logísticos y de operaciones integradas en toda la ciudad.

Retos y desafíos en Movilidad 

Uno de los principales desafíos post pandemia se enfoca en la movilidad y el transporte público, desde SKG estamos impulsando soluciones de vídeo analítica y conteo de pasajeros para cumplir con los índices de ocupación del transporte público, y al tiempo impulsando la tecnología para fomentar el uso de medios alternativos de movilidad como la bicicleta a través de la integración al sistema de movilidad y su planeación con sensores de conteo, logrando así disminuir los índices de inseguridad frente al uso de este medio de transporte. Todo lo anterior conectado a herramientas de explotación de datos para poder generar en tiempo real política pública coherente e inteligente.

Otro ejemplo en el uso de la tecnología son los Sistemas integrados de transporte o tráfico que permiten a las ciudades entender en tiempo real el impacto de las medidas tomadas y cómo se están cumpliendo y acatando por la ciudadanía, esto a través de sistemas que miden el número de vehículos en circulación, velocidades promedio y entregas alertas por tipo de vehículo controlando las restricciones de circulación. 

Retos y desafíos  en seguridad 

A nivel de los sistemas de seguridad ciudadana se proyectan versátiles y enfocados en identificar aglomeraciones o multitudes utilizando IA y video analitica, todo lo anterior con el objetivo de poder controlar las obligaciones de distanciamiento social y nuevos focos de contagio, reinventándose a través de herramientas para transformar los sistemas de CCTV a sistemas inteligentes de seguridad.

Retos y desafíos en Medio Ambiente 

Se han presentado estudios en donde se evidencia que la calidad del aire tiene relación directa con los efectos de la pandemia en la población, frente a esto es  necesario que las ciudades entiendan la importancia de desplegar recursos y tecnología para el monitoreo y operación inteligente del medio ambiente, logrando así en tiempo real generar alertas de calidad de aire y ruido, entender como las fuentes móviles y fijas afectan la calidad de vida del ciudadano, que permitan tomar decisiones para contrarrestar todos estos efectos nocivos en la salud de sus habitantes.

Y si bien, las ciudades del futuro exigen transformación y desarrollo, también la crisis actual ha demostrado que las ciudades inteligentes no solo necesitan estar dotadas de tecnología; va más allá de la sinergia entre transformar y adaptar la cultura de sus ciudadanos, así como de todos los procesos y operaciones llevados a cabo para que sean mucho más eficientes y sostenibles, más transparentes y de valor; logrando así definir las ciudades inteligentes  como un sistema integrado  e integrador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *